Latinoamérica apuesta por el mercado español

Si en los años noventa fue España quien decidió apostar por el mercado latinoamericano donde entidades financieras como Santander o BBVA realizaron grandes inversiones, ahora las tornas han cambiado y es Latinoamérica quien cree en el valor del mercado español. Cuando diversas compañías españolas apostaron hace unos años por el potencial de crecimiento del mercado latinoamericano jamás pensaron que la tendencia se invertiría.

Y así ha sido, la grave crisis económica que afecta a España ha sido la excusa perfecta para que las grandes fortunas provenientes de México, Colombia, Chile o Venezuela desembarquen en España como hace casi veinte años lo hicieran importantes compañías españolas en aquellos países.

Un claro ejemplo es el grupo financiero Sabadell que entre sus accionistas se encuentran varios representantes latinoamericanos. Aunque su poder participativo está muy lejos del resto de accionistas del banco catalán, sus presencias entre los inversores ya constituyen indicios del atractivo que representa la banca española en Latinoamérica.

Pero el poder de atracción del mercado financiero español viene de antes. El mexicano Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del planeta, ya invirtió hace casi tres años por Caixabank. En el año 2011 la petrolera mexicana Pemex adquirió el 4,6% de Repsol por más de 1.000 millones de euros. Sin ir muy lejos, el pasado verano el grupo Avanza, uno de los grandes operadores del sector de transportes en España, fue adquirido por Fibra Uno, empresa mexicana dedicada al desarrollo y gestión del mercado inmobiliario.

Pero estos son sólo unos ejemplos porque cada día que pasa aumentan las compra-ventas entre empresas españolas y latinoamericanas. BBVA ha vendido su filial panameña a una entidad bancaria de Colombia. El grupo financiero venezolano Banesco, con casi 500 sucursales repartidas por todo el planeta, adquirió hace ahora un año el 80% del capital del desconocido Banco Etcheverría fundado en Galicia. Esta institución constituye una de las entidades más antiguas en la historia de la banca española y ahora gracias a la firme apuesta de Banesco, se consolida como uno de los bancos españoles con grandes planes de expansión por todo el territorio nacional.

El mercado financiero español se encuentra en su máximo apogeo para las grandes empresas latinoamericanas. Pero no sólo el español, hace unos meses City National Bank of Florida, filial norteamericana de Bankia, fue adquirida por el Banco de Crédito e Inversiones de Chile.